¡ ARRANCA LAS PLANTAS INVASORAS !

ZeroFitos

La lucha química, usando productos fitosanitarios, para erradicar las plantas invasoras tiene que realizarse dentro del marco de la ley, una ley Europea, Nacional y Autonómica.

El medio ambiente es nuestra vida y como tal,  debemos protegerlo ante los efectos nocivos de los productos fitosanitarios.

Por eso se ha establecido unas normas de uso para proteger las personas,  – el aplicador del producto, los usuarios de espacios verdes públicos, el agua, un bien comun y que debe estar limpio y libre de contaminación e en el medio ambiente, la flora y fauna, en particular los anfibios siendo los más sensibles a los efectos de los productos fitosantarios.

Cientificos y Administraciones establecieron estas normas para reducir el impacto de estos productos. Se han establecido normas de protección para los aplicadores, – mascarilla, bota, buzo, guantes, gafas -, legislación especificas para los lugares públicos, – avisar los vecinos del tratamiento, vallar la zona de aplicación, llevar un registro municipal de las acciones de uso de fitosanitarios -, perimetros de seguridad para los lugares proximos al agua, pozo, charca, río, cuneta, – y la formación cualificada obligatoria para aplicadores con uso profesional.

La gestión sostenible, protectora del medioambiente, debe reducir el uso de productos fitosanitarios y acercarse a una gestión zerofitos.


NOTA: Información relativa al uso de productos fitosanitarios en Espacios Públicos.

El parlamento europeo apruebo la Directiva 2009/128/CE, con el objetivo de reducir los riesgos derivados de  productos fitosanitarios. Con esta Directiva la Unión Europea regula por vez primera y de forma general, el uso de los productos fitosanitarios.

En España, se aprueba Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

Como novedad, en el capítulo XI del R.D., se describen las disposiciones específicas para el uso de los productos fitosanitarios en ámbitos distintos de la producción agraria,  donde se citan algunas zonas con mayor vulnerabilidad.

El real decreto centra su interés en tres zonas denominas como específicas:

46.1.a) Espacios utilizados por el público en general.

(Áreas verdes y de recreo, con vegetación ornamental o para sombra, dedicadas al ocio, esparcimiento o práctica de deportes).

46.1.b) Campos de deporte.

(Espacios destinados a la práctica de deportes por personas provistas de indumentaria y calzado apropiados).

1.c) Espacios utilizados por grupos vulnerables.

(Los jardines existentes en los recintos o en las inmediaciones de colegios y guarderías infantiles, campos de juegos infantiles y centros de asistencia sanitaria, incluidas las residencias para ancianos).

La aplicación de productos fitosanitarios en dichas zonas, sólo podrá realizarse cumpliendo con una serie de medidas que a continuación se citan:

  • La aplicación de productos fitosanitarios sólo podrá realizarse por usuarios profesionales previo el asesoramiento sobre la gestión integrada de plagas y la suscripción de un contrato conforme a la Ley.
  • Se requiere la condición de asesor que lleve a cabo el correspondiente asesoramiento sobre la gestión integrada de plagas.
  • El asesoramiento sobre la gestión integrada de plagas se realizará a petición de la empresa que haya de realizar el tratamiento, debiendo quedar reflejado detalladamente en el documento de asesoramiento, firmado por el asesor que lo realice.
  • Los productos fitosanitarios que se pueden utilizar en los ámbitos referidos, deberán cumplir los requisitos especificados en el real decreto.
  • La empresa contratada redactará un plan de trabajo para la realización del tratamiento, de conformidad con el documento de asesoramiento.
  • La empresa solicitará al órgano competente la autorización para realizar el tratamiento, la cual deberá informar a los vecinos del interesado, o interesados, a través de la empresa de tratamientos que vaya a realizar la aplicación, el lugar y fecha de realización del tratamiento objeto de la solicitud, así como la identificación de los productos fitosanitarios que se van a utilizar, a fin de posibilitar que dispongan de tiempo suficiente para adoptar las precauciones convenientes.
  • En los espacios utilizados por el público en general, el responsable de la aplicación deberá adoptar las medidas necesarias para evitar que se produzca el acceso de terceros, tanto durante la ejecución de los tratamientos como durante el periodo de tiempo siguiente que se haya determinado necesario para cada caso, y deberá también realizar los tratamientos en horarios en que la presencia de terceros sea improbable.
  • Las zonas a que se refieren las letras a) b) y c), tendrán la consideración de zonas específicas y como tales, la autoridad competente velará porque se minimice o prohíba el uso de plaguicidas adoptándose medidas adecuadas de gestión del riesgo y concediendo prioridad al uso de productos fitosanitarios de bajo riesgo.

Debe ser el motivo principal, por lo cual, las Administraciones, los Municipios deben de orientarse hacia una gestión Zerofitos.

 

Contáctenos

para solicitar un complemento de información o la visita de un técnico-comercial que le ayudará a decidir cómo actuar en contra de las plantas invasoras preservando la biodiversidad, el bienestar social y la economía.